Informacion sobre AMV para la empresa
Rally de Túnez 2011
Una tormenta de arena obliga a posponer la segunda etapa del Rally de Túnez
 

El piloto AMV, Jordi Viladoms, sexto en la clasificación general, aprovecha esta jornada para solucionar sus problemas con la moto


AMV prensa

Ver la galería de imágenes


La segunda etapa del Rally de Túnez 2011, segunda prueba del Campeonato del Mundo de Rallys Cross Country, ha sido aplazada para mañana debido a una fuerte tormenta de arena. Circunstancia que Jordi Viladoms ha aprovechado para probar las nuevas configuraciones de su Yamaha, que ya funciona a la perfección.



Una fuerte tormenta de arena, que ya azotó ayer el rally, y que hoy se ha intensificado, ha obligado a la organización del Rally de Túnez 2011 a posponer la segunda etapa de hoy para mañana, eliminando así la tercera etapa de este rally, que tenía que celebrarse en el mismo escenario, en Ksar Ghilane.

Una jornada de descanso que, tras los problemas con su Yahama en la etapa de ayer, el piloto AMV Jordi Viladoms y su equipo han podido aprovechar para trabajar en las nuevas configuraciones de la moto. Desde el cambio del sistema eléctrico, hasta la carburación. Una moto casi nueva que Viladoms ha podido probar, funcionando a la perfección y teniendo muy buenas sensaciones con ella.

Mañana, el piloto AMV, que ocupa la sexta posición, intentará reducir la distancia que tiene de 36 minutos y 21 segundos con Helder Rodrigues, líder provisional de la prueba, en una etapa de 208 kilómetros donde la navegación quedará en un segundo plano y primará el ritmo y velocidades punta de cada piloto. Además, la tormenta de arena hará que las dunas sean mucho más profundas y complicadas. Eso sí, Viladoms saldrá sexto y podrá beneficiarse de las referencias en pista de los pilotos que saldrán por delante del piloto AMV.


Jordi Viladoms, piloto AMV, a 36 minutos y 21 segundos del líder de la prueba:

“La segunda etapa ha sido pospuesta para mañana debido a la fuerte tormenta de arena que hemos sufrido. Pero ha sido una jornada muy beneficiosa para nosotros, ya que después de los problemas que sufrimos ayer en la moto, hoy hemos podido probar las nuevas configuraciones que hemos hecho en ella. Hemos cambiado el sistema eléctrico y la carburación, y las sensaciones que he tenido son muy buenas. La moto me ha ido a la perfección y ya estoy listo, y muy motivado, para afrontar mañana la segunda etapa. A pesar que la tormenta de arena habrá creado dunas más profundas, me podré beneficiar de las referencias de los pilotos que saldrán antes que yo”.