Informacion sobre AMV para la empresa
Quinta etapa del Rally de Túnez 2010
El piloto AMV Marc Coma finaliza segundo, en la que ha sido, la penúltima etapa del Rally de Túnez 2010
 
El piloto AMV, ofreció, de nuevo, una lección de pilotaje al superar con pocos contratiempos el paso por el cordón de dunas que conformaban la etapa de hoy.


AMV prensa

Ver la galería de imágenes

Tras las victorias conseguidas, en las dos últimas jornadas, el piloto AMV ha sido hoy segundo en la especial de 180 kilómetros cronometrados con inicio y fin en el oasis de Ksar Ghilane. Coma ha acabado a 1’41 minutos del portugués Helder Rodriguez recortando así seis segundos al polaco Jakub Przygonski en la lucha por la segunda posición.


Los perseguidores, aprovecharon las huellas, marcadas en la densa arena, de un piloto que abrió la etapa con ansias de victoria. Marc, quién solamente sufrió 3 o 4 enganchones en las blandísimas dunas tunecinas, tuvo un contratiempo tras chocar con una piedra, escondida bajo la arena, la cual, ha roto la llanta delantera de la KTM, obligándole a correr con precaución durante más de 40 kilómetros. En la asistencia, situada en el kilómetro 150 de la especial, el piloto AMV pudo cambiar el neumático, pudiendo completar la etapa sin dificultad alguna.

Mañana se disputa la última especial del Rally de Túnez. 130 kilómetros cronometrados son los que separan a los pilotos integrantes de la prueba de la línea de meta. El piloto AMV luchará de nuevo por la victoria, con la vista puesta hacia el segundo escalón del podio, actualmente en posesión de Jakub Przygonski.

Marc Coma, piloto AMV: “Hoy ha sido un día difícil para nosotros. He abierto pista, con la penalización que ello comporta en el paso por las dunas, que estaban muy blandas. He sufrido tres o cuatro enganchadas en las que he tenido que levantar la moto. Además, creo que he chocado contra una piedra que ha roto mi llanta a más de 40 kilómetros de la asistencia. Me he visto obligado a bajar el ritmo y no he podido apretar todo lo que me hubiera gustado. Mañana es el último día y saldré a por todas con el objetivo de conseguir el triunfo parcial y la segunda posición final. A priori, es una etapa sencilla, de 130 kilómetros, de lo cuales, 20 o 30 son de mayor dificultad. Lo que está claro es que no nos rendiremos, ya que, hasta que no crucemos la línea de meta, todo puede ocurrir.”