Informacion sobre AMV para la empresa
Segunda etapa UAE Desert Challenge
El piloto AMV Marc Coma sigue líder entre tormentas de arena
 
Las altas temperaturas y el fuerte viento han sido los protagonistas de la segunda jornada.


AMV prensa

Ver la galería de imágenes

Tal y como indicaban las previsiones climatológicas, las tormentas de arena y las altas temperaturas han caracterizado la segunda etapa del UAE Desert Challenge, que se disputa estos días en tierras de los Emiratos Arabes.

Tras la etapa de ayer, el piloto AMV Marc Coma, ha completado la segunda jornada, de las cinco que conforman la prueba, satisfactoriamente. La poca visibilidad y el viento, consecuencias directas de las fuertes tormentas de arena que hoy azotaron la zona, exigieron un sobreesfuerzo físico y de concentración extra para el piloto de Avià.


La victoria de ayer, le asignó hoy, la difícil responsabilidad de abrir pista, con lo cual, facilitó un poco más la tarea a los demás participantes. A pesar de las duras condiciones climatológicas con las que el piloto AMV tuvo que enfrentarse hoy, al final pudo ser quinto, y conservar así, su liderato en la general.

Las tres próximas etapas, formadas por gigantes y encrestadas dunas, pondrán a prueba el pilotaje y la navegación del dos veces ganador de la prueba más dura del mundo, el Dakar. Densos fuera pistas, temperaturas que superarán los 40ºC, y mucho viento, seguirán siendo los principales enemigos del piloto AMV.

La hidratación es un factor muy importante a tener en cuenta ya que, el calor del motor, el esfuerzo físico y las altas temperaturas externas provocan una pérdida importante de H2O del cuerpo del piloto de Avià. Así pues, la resistencia física y la capacidad para afrontar condiciones adversas marcarán, de nuevo, una etapa que se desarrollará ante la atenta mirada de gigantes dunas que esperan impávidas la llegada de los participantes.

Marc Coma, Piloto AMV: “Ha sido un día más duro de lo esperado. El fuerte viento y las tormentas han dificultado enormemente mi visibilidad y en consecuencia, mi pilotaje. Sabíamos que salir delante era complicado, y efectivamente, eso ha conllevado una pérdida de tiempo, que mañana esperamos recuperar. Las próximas tres jornadas serán realmente duras ya que se realizarán en pleno desierto y ante dunas gigantes y muy encrestadas. El calor, en aumento a medida que se va desarrollando la etapa, es un condicionante importante a tener en cuenta, ya que genera una lógica falta de hidratación. De todas formas, estoy muy satisfecho con el comportamiento de la KTM en condiciones extremas. Espero que mañana podamos realizar una buena actuación”.