Informacion sobre AMV para la empresa
Última etapa del Dakar 2010
El piloto AMV, Marc Coma concluye su Dakar más complicado
 
Última Etapa - Sábado 16 de Enero 2010- Santa Rosa > Buenos Aires- Enlace 166 km- Especial 206 km- Enlace 335 km.
El piloto AMV, completó los 4717 km de tramos cronometrados en un tiempo de 57 horas 43 minutos y 23 segundos.


AMV prensa

Ver la galería de imágenes

El piloto AMV Marc Coma (KTM), vencedor de las ediciones 2006 y 2009, ha completado hoy, los más de 9.000 km que han formado la 32ª edición del mítico rally Dakar. Un total de 57 horas 43 minutos y 23 segundos ha sido el tiempo total que el piloto de AMV ha necesitado para recorrer los 4717km de tramos cronometrados divididos en las catorce etapas que conformaban el Rally Dakar Argentina-Chile 2010. Los números hablan por ellos mismos: una media de 82.75 Km/h en los tramos cronometrados, 4717 km, nos pueden acercar un poco más a la realidad de una de las pruebas más duras del planeta.


La bestial actuación realizada por el piloto AMV, a lo largo de los catorce días que ha durado la prueba, no sólo le dignifica como uno de los pilotos más grandes de la historia de Dakar, y del mundo del motor, sino que además nos ha brindado la oportunidad de conocer, un poco más, la gran profesionalidad de un verdadero luchador. Cabe recordar que, tras la dura sanción que el piloto recibió por parte de la organización, en la que se le acusa de realizar un cambio, inexistente, de su rueda trasera, en un tramo cronometrado, el piloto valoró la posibilidad de dejar la prueba intencionadamente con la voluntad de poder expresar su total desacuerdo con la inmerecida sanción recibida. Sin embargo, el piloto, fiel a sus patrocinadores, a su equipo, a su determinación, y a su verdad, decidió seguir demostrando, en la pista, quién es y hacia dónde va.

10 podios, que albergan 5 victorias, 3 terceros y 2 segundos puestos, avalan el potencial de un piloto que ha luchado, el 80% del recorrido del rally, contra su propia verdad.

Hoy Marc Coma pudo respirar un poco más. Y a pesar de la dificultad aparente, para sobreponerse a una situación tan complicada como la que le ha tocado vivir, el piloto no dejó que nada pudiera apartarlo de su gran reto. Hoy, la etapa que unió las localidades de Santa Rosa y Buenos Aires, ha sido testigo del gran esfuerzo que el piloto ha realizado, siempre a contracorriente, a los lomos de su KTM y con su mirada fijada al horizonte.
La etapa de hoy, un puro trámite para concluir los más de 9.000 kilómetros recorridos a lo largo de los catorce días, no albergaba ninguna dificultad técnica importante, 206 kilómetros formaban la especial. Así pues, y sin ninguna intención de entrar en la lucha por los primeros puestos, Marc ha concluido octavo en la que ha sido la última etapa del Dakar más complicado de toda su historia.

MARC COMA Piloto AMV: “Se terminó. Ha sido una Dakar muy complicado. Estoy contento, por una parte, y decepcionado por la otra. A pesar de las dificilísimas condiciones adversas con las que nos hemos encontrado, podemos estar satisfechos de cómo hemos encarado todo esto. Debo decir que, sin la ayuda de todos los miembros de mi equipo, uno por uno, mis sponsors, y toda la gente que me ha apoyado en todo momento, no hubiera sido posible terminar esa carrera. Gracias a ellos, he sabido convertir mi furia en motivación. Muchas gracias de todo corazón. Veníamos al Dakar a ganar, no debemos olvidarlo, pero aun así creo que debemos estar orgullosos, lo hemos dado todo y así seguiremos. Lo de Luca fue un golpe muy duro para nosotros también. Solo deseo que se recupere lo más pronto posible. Le envío todos los ánimos del mundo.”.

JORDI ARCARONS Team Manager: “La especial de hoy no escondía ninguna dificultad aparente y Marc no quiso entrar en la lucha por las primeras posiciones ya que había piloto que se estaban jugando el podio. Además, la rápida especial, en la que los pilotos alcanzaban unas velocidades de 170 km/h, no era el lugar más apropiado para poner a prueba la durabilidad del “mousse” de Marc. La mecánica, seguramente no habría aguantado. Ha sido una edición durísima para nosotros, de hecho, en mi larga trayectoria en el mundo de las motos y en especial del Dakar, debo decir que nunca me había encontrado con una situación como ésta, nunca. Pero aun así, Marc ha demostrado de nuevo, su grandeza como persona y como piloto. En cuanto a Jordi Viladoms, estaba realizando una proyección perfecta, un trabajo calcado al plan estipulado. Es una lástima que no pudiera continuar ya que, Jordi es una clara apuesta de futuro y un piloto de gran nivel. Ya ha demostrado su potencial en muchas ocasiones, ahora sólo le queda rematar. Su potencial nos regalará muchas alegrías.”.